Cursos de Plasticidad Organizacional

¿Cómo introducir la plasticidad organizacional?

¿Qué tiene que ver la neuroplasticidad autodirigida en las empresas?

Un par de preguntas que suelo responder con una frase en cada capacitación o curso que imparto ya sea a distancia o a nivel presencial y la frase es esta: «a veces no nos funcionan las cosas porque no sabemos cómo funcionamos». Inclusive en cada semestre que inicio en la UNAM, suelo vincular esta frase y todo lo que conlleva a las materias que imparto.

 

La relevancia de los cursos de plasticidad organizacional 

¿Por qué tiene relevancia?, ¿por qué es importante? y yendo más allá de la frase que suelo ocupar. Te planteo otras preguntas. ¿Qué tanto sabes de cómo opera  tu cerebro, en cuestión de tu toma de decisiones? ten en claro que el 95% de las decisiones que tomamos a lo largo del día son de índole emocional e inconsciente. Siguiente pregunta. ¿Qué tanto nos enseñaron sobre las emociones en el colegio, en tu casa o en alguna empresa?. Poco o nada.

Si seguimos creyendo que sólo podemos experimentar las emociones que salen en la película o filme de los monitos de diferentes colores de una empresa conocida, estamos hablando de un paradigma que ya no tiene validez científica. 

Esta vieja creencia de sólo 6 emociones primarias y que en el filme sólo muestran cinco, establece que todo ser humano en el mundo las experimenta. Esto, es un error, un mito que ha sido reemplazado, ya que, desde el 2018 sale a flote el enfoque construccionista de las emociones

Este cambio de paradigma es sumamente importante. Te pongo un ejemplo basado en lo que se solía creer y se sigue enseñando con respecto de las habilidades socioemocionales  o inteligencia emocional. El ejemplo es, como si quisieras efectuar la contabilidad de tu empresa con un ábaco o como si quisieras mandar un WhatsApp con un teléfono de disco, no se puede. De ese tamaño es lo que te acabo de plantear, seguir enseñando que las emociones son 6 es como querer mandar un WhatsApp con un teléfono de disco. 

 

Lo vital en la Plasticidad Organizacional

Si no conocemos cómo funciona el cerebro, la mente y el cuerpo, no funcionará a cabalidad ninguna estrategia o ninguna serie de herramientas que se quieran implementar en el día a día empresarial. ¿Qué implica desconocer cómo funciona el cerebro y la mente y que se implemente una estrategia, por ejemplo, de cambio sin contemplar esto?

De entrada que el cambio no permanezca en el tiempo. A su vez, implicará pérdida de dinero y que tu gente siga creyendo que la capacitación es una pérdida de tiempo. Por otro lado, el conocer cómo opera el cerebro, en el mismo ejemplo del cambio, significará que: 

– Todo cerebro se resiste al cambio

– Todo cerebro que intenta algo nuevo falla

– Todo cerebro se frustra al intentar algo nuevo 

– Todo cerebro para cambiar algo necesita practicar, practicar y practicar. 

Antes de que un cambio se manifieste en el comportamiento o sea parte de la empresa, primero necesita cablearse en el cerebro. Por eso es vital saber sobre el cerebro, saber sobre la neuroplasticidad autodidigida, sobre estabilidad dinámica y sobre el enfoque construccionista de las emociones. 

A su vez, es importante que tengas en mente que funcionamos como un sistema abierto que puede desarrollarse entre otras cosas; como:

– Saber cómo opera la energía cognitiva

– La homeostasis cerebral

– Los mecanismos de la toma de decisiones

– Los patrones de la mente

– La generación de nuevas ideas. 

   

¿Qué resulta de un curso de plasticidad organizacional o una capacitación completa en esta temática?

¿Qué te puede aportar un curso de plasticidad organizacional? que prepares el terreno, literal es como si tuvieras un gran terreno y lo fertilizaras para que puedas sembrar y a la postre cosechar grandes cosas. Lo mismo opera en nuestra cabeza hay que preparar el terreno, solemos tener la creencia de que queremos que nos pasen las cosas, pero sin pasar tiempo aprendiendo cómo funcionamos. 

 

¿Cuál es el beneficio de saber esto?

Abrir un abanico muy grande de nuevas posibilidades. Entender que los cerebros son como los árboles y las huellas digitales, no hay ninguno igual a otro. Lo que le funciona a uno no le funciona a otro, por eso desde esta perspectiva las estrategias homogeneizadas o «igual para todos y todas», no funcionan y ese es el desafío, saber lidiar con la diferencia, en lugar de pelearse con ello.

 

¿Cuáles algunos de los objetivos a resolver en una capacitación de plasticidad organizacional? 

Hay tres objetivos nodales

1)    SABER  MÁS sobre los mecanismos de aprendizaje en el cerebro humano y sus implicaciones en los procesos de: toma de decisiones, desarrollo de clima organizacional, consecución de metas, cambio organizacional, procesos de incertidumbre, liderazgo o comunicación organizacional.

2)    TENER  MÁS herramientas para plantear o gestionar planes de aprendizaje, de mejora continua, de habilitar a las personas en alguna disciplina o alguna habilidad socioemocional.

3)    ACUMULAR conceptos y saberes prácticos para afrontar los cambios e implementaciones relacionadas con el bienestar, cambio o desarrollo organizacional. Entre otros objetivos.

 

Es entonces que…

Entre más sepamos cómo opera esa gran maquinaria que todos los seres humanos tenemos dentro del cráneo, más provecho podremos sacarle. A veces no es una cuestión de voluntad, sino de saber ocupar los recursos energéticos y cognitivos que tenemos. En la mayoría de los casos no es necesario hacer de más, sino de conocer cómo funcionamos para que nos funcionen las cosas.  

 

A qué va todo esto…

Tenemos más potencial del que nos han dicho nuestros padres, nuestros jefes, nuestros padres, nuestra pareja, nuestros pares y amigos. El cerebro no trabaja con base en cantidad, sino en función de la calidad y densidad de sus conexiones.

 

Tenlo claro además, que…

El cerebro tiene una capacidad limitada de posibles conexiones, eso es una realidad física, eléctrica y bioquímica que el cerebro ya tiene dada. El objetivo es hacer más rentable eso que venimos haciendo. 

En ese sentido el cerebro funciona como los motores que tienen un tope de caballos de fuerza que no puedes ocupar más de los que tiene, sino que tienes que sacarles el máximo provecho y rendimiento. Es entonces, que la invitación es hacia hacer más rentable esa gran maquinaria que es tu cerebro.

Cuando no conocemos aquello que nos ha acompañado toda la vida, es como si tuviéramos un Ferrari y lo condujésemos en primera velocidad y a veces hasta con freno de mano puesto. Te repito para que te quede más claro: tu potencial siempre ha sido mayor a lo que has creído o has escuchado.

Y yo podría seguir escribiendo al respecto. Es por eso que últimamente he escrito sobre este tema, pero te invito a que leas los artículos referentes al tema que te dejo el link Artículo 1. Artículo 2. Articulo 3

Te mando muchos saludos, tu amigo gabriel.delavega@m1nd

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Contáctame

m1nd.mx – México 2021