¿Cómo se da un cambio organizacional?

Para que exista un cambio organizacional, deben tomarse en cuenta tres pasos. 

1) A través de la neuroplasticidad organizacional

2) En la neuroplasticidad organizacional no existe romper un proceso, ni una forma de hacer las cosas, ni empezar de cero. Existe remplazar un proceso por otro o empezar con las bases que ya se tiene.

3) Para llevar a cabo la neuroplasticidad organizacional en aras de un cambio positivo se deberán tomar en cuenta, que:

– Aprender y Mejorar son sinónimos de Cambiar.

– No existe romper un proceso. Existe reemplazar un hábito por otro mejor, más saludable o más rentable.

– Todo cambio implica esfuerzo, incomodidad, dolor, equivocaciones y tiempo.

– Se requieren individuos que tengan Inteligencia de Cambio.

 

¿Cómo definir la neuroplasticidad organizacional?

Es la habilidad que tiene toda empresa u organización para cambiar, aprender y mejorar. En su ejecución, se toman en cuenta los últimos avances científicos sobre cómo le hace un cerebro para cambiar. Desde esa perspectiva científica, es que se traduce esa data a herramientas de aplicación fácil e inmediata. ¿Para qué? para que las personas en entornos organizacionales logren los cambios se plantean desde la alta dirección y así poder:

– Sobresalir en el mercado

Sobrevivir ante las crisis

Cambiar cuando todo está bien

– Replantear el futuro

Innovar internamente o en los productos o servicios

– Mejorar en algo que ya se es bueno

Aprender algunas habilidades que la organización necesite que sus miembros desarrollen.

 

Ten en cuenta que:

El cerebro humano es un órgano que emite comportamientos, al mismo tiempo que es un repositorio del aprendizaje y la memoria.

¿Qué quiere decir esto? Que cuando un ser humano adquiere nuevos conocimientos, o quizás, domine una nueva habilidad, o bien, guarde algo del pasado en la memoria, el cerebro es cuando cambia de forma real, es decir, a nivel anatómico. Se le conoce como neuroplasticidad.

Puede haber neuroplasticidad, es decir, aprendizaje y memoria cuando ocurren nuevas sinapsis, que son los puntos donde se conectan las neuronas. Hay otra manera de que esto suceda, y se da cuando las sinapsis ya existentes se refuerzan, es decir, cuando se mejora en algo.

 

Además, ten claro que:

Una vez que un cerebro humano (una organización) encuentra una forma, OK! de hacer las cosas (un proceso o procedimiento), ya no quiere modificarlo. Porque el modificarlo le demanda energía, tiempo, aprender y el cerebro (una organización) es un ahorrador de energía.

Empero, para ejecutar un cambio organizacional lo que se necesita es repensar lo que se hacía. Para que después se pueda remplazar por otra cosa, quizás más efectiva ya sea para el presente o para el futuro de una compañía o empresa.

De eso va el mundo de la neuroplasticidad organizacional. Seguiremos tratando este tema en otros artículos. Si deseas continuar la conversación escríbeme a gabriel.delavega@m1nd.mx será un placer platicar contigo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Contáctame

m1nd.mx – México 2021