Plasticidad organizacional y aprendizaje

¿Qué es aprender?

Cualquier variación en las conexiones sinápticas que produzcan cambios en el pensamiento y el comportamiento. Estas modificaciones se pueden generar a través de información teórica, al poner los conceptos en la práctica, desde la experiencia de otra persona, o bien, cuando le enseñas a otra persona lo que aprendiste.

¿Cuál es más potente?

Cuando tú enseñas. Una de las recomendaciones que doy en las aulas, en capacitaciones o talleres es esa, que lo que estemos viendo lo enseñen a alguien más.

En este caso, que maravilloso sería que pudieras participar a alguien más la totalidad de este artículo o algo que te haya hecho clic o sentido. Cuando enseñas sucede lo siguiente en tu cerebro.

1.- Traducirás eso nuevo desde tus marcos de pensamiento (forma de pensar o ser).

2.- Al traducir esto se empezarán a conectar neuronas que antes no lo estaban.

3.- Seguramente muchos clics o insights irán cayendo. Créeme que esa sensación, en la cual vas entendiendo tú mismo cuando enseñas a alguien más, es única.

4.- Al enseñar algo nuevo, te aseguras que esa información que era nueva para ti, se fije a algo que ya estaba constituido o cableado en ti.

Aprendizaje y cambio

Posterior a conocer una nueva definición de aprendizaje, la magia ya se ha desatado, te explico.

Tu cerebro ha estado cambiando mientras vas leyendo este artículo, ya sea porque estás reafirmando o contraponiendo cosas, quizás tomando nota de algo que te impactó o quizás mientras leías te acordabas de cosas que ya habías visto en otro lado

Y un sinfín de cosas más que suceden a nivel inconsciente en nuestros circuitos cerebrales, ya sea mientras estamos leyendo, escribiendo algo relevante, posterior al estudio, o después de mucho tiempo de haber leído o estudiado.

En resumen

Como te he comentado en artículos anteriores, cambio y aprendizaje son sinónimos. Te dejó un par de frases emblemáticas para mí, «uno enseña lo que tiene que aprender» y «uno aprende cuando enseña»

El vehículo para lograr lo anterior es entrenar a líderes para que incorporen herramientas pedagógicas para que logren compartir información o lo aprendido con gran maestría y de forma infalible o como yo le llamo a eso: implementar «neuroeducación empresarial» en temas relacionados a la comunicación o al aprendizaje.

De esta manera, ya no sólo tendrás personas que compartan información. Tendrás a personas estratégicas que sepan transmitir, participar y transferir conocimiento que pueda traducirse en aprendizaje. Información lista para poner en práctica.

Pareciera ser que pasar información y lograr transferencia de conocimiento es lo mismo, pero no es así, aquí las maneras, la intención, la técnica y la pericia importan.

Acuérdate de algún conferencista o de algún maestro o maestra que te impactó por su manera de transmitir, eso que te hizo clic se puede aprender. Imagina que tus líderes tengan o que tú tengas ese impacto. Dejar huella en la gente es la única opción.

 

Interesante, ¿no?, te mando un saludo y un abrazo, tu amigo Gabriel De la Vega gabriel.delavega@m1nd.mx

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Contáctame

m1nd.mx – México 2021