La incertidumbre que motiva

Al hablar en charlas o talleres de liderazgo empresarial, motivación o de empresas conscientes, suelo platicar sobre las incertidumbres, que muchas veces, no les damos el peso que realmente tienen. Asimismo, también menciono que un cerebro que tiene certezas, más se anima a cambiar. ¡Vaya dilema!

 El nuevo paradigma en el liderazgo empresarial y otros

«No hay nada que nos enganche más que la incertidumbre». Imagina que tienes una cita romántica a ciegas. Uno la noche anterior o el mismo día se la pasa pensando, estimulándose, suponiendo, qué puede pasar, qué podría pasar o lo que estaría bueno que pase. 
 
Uno piensa, se imagina, se proyecta y vacía sus deseos en imágenes mentales. Todas las cosas que producen incertidumbre, esto lo descubrió Schultz, generan una enorme cantidad de dopamina.
 

Circuitos de dopamina

¿Por qué hacemos algo que nos cuesta tanto trabajo? Correr un maratón. Tomar las riendas de una empresa. Aventuras épicas. Algún emprendimiento.
 
Todo esto implica un esfuerzo mayor. Es más, lo sufrimos, lo padecemos, invertimos recursos monetarios o mentales. Sin saber, si vamos a llegar a un buen resultado.
 
Pasamos hambre, dormimos mal, nos cansamos. Sin embargo, tenemos un combustible vital y fundamental para hacer lo que hacemos.
 

Dos cosas fundamentales 

En el ejemplo de correr un maratón 
1.- La incertidumbre. No sabemos si vamos a llegar o no. Y esto en vez de frenarnos, nos impulsa más hacia aquello que estamos buscando.
 
Todas las cosas de la vida en donde sabemos que el destino es incierto, nos estimulan más que aquellas cosas que nos son ciertas. 
 
2.- Palabras de aliento al final del sufrimiento de los 42 kilómetros, sin siquiera haber ganado el maratón o sin haber ranqueado bien. Lo que recibimos son palabras de aliento, abrazos, likes.
 

Ten en cuenta que

Estamos dispuestos a pasar fríos, horas sin dormir, entrenamientos extenuantes. Todo esto para que al final del camino, recibamos una palabra una palmada, al haber cruzado la meta.
 
Y este es un combustible que ningún dinero podría pagar. Al final del camino hay un abrazo, un reconocimiento, que sabes que no compensa el esfuerzo pero no importa.
 

Para cerrar

¿Cómo podríamos vincular esto a un nuevo modelo de liderazgo empresarial? 
¿Cómo aplicar lo anterior, sabiendo que hoy en día el mundo la única variable es la incertidumbre?
¿Cómo vincular los procesos actuales en esta perspectiva de alentarse, sin la certeza de que se va a conseguir algo en concreto? 
 
Hacer esto, es decir, transformar el viejo paradigma en donde uno partía del punto «A», para llegar al punto «B». Hoy todo eso cambió
A esto se le conoce como neuroplasticidad y sí estamos hablando de nuevas habilidades para el futuro
 
Con gusto, seguimos la conversación, escríbeme a gabriel.delavega@m1nd.mx
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Contáctame

m1nd.mx – México 2021